martes, 5 de noviembre de 2013

Bodegas Marqués del Puerto Crianza 2009.


¿Qué busco en un crianza de Rioja?. No es complicado explicarlo, y en el caso que me ocupa en esta entrada, este Marqués del Puerto en edición de añada 2009, reúne las condiciones necesarias para hablar, escribir; de un vino de trago amable, con un buen equilibrio entre fruta y madera, y sobre todo prolongación final, sin mediar rupturas sensitivas traumáticas para el paladar del catador.
Tuve la fortuna de compartir charla durante la cata de este vino en el marco del DWCC 2013, celebrado en el Rioja Forum de Logroño; con la enólogo Elsa Ubis, al frente de las labores de elaboración en esta bodega de Fuenmayor.
Vino con base varietal de tempranillo, con un aporte del diez por ciento de mazuelo, y doce meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, con un redondeo en botella de cuatro a seis meses, antes de su lanzamiento al mercado.
Copa parada que esgrime un color apicotado con buen brillo presencial, y reflejos grana y violáceos.
Nariz en donde se aprecian sensaciones de fruta roja madura, puntos de sazón, especiados dulces, alguna seña láctica, intensidad que va de menos a más, a medida que se agita la copa.
Pleno durante su arranque en boca, manifiesta un buen tono de fruta, desplegando una linea de acidez prolongada, desarrollando buena intención de frescura, taninos golosos y pulidos, buena seña en cuanto a persistencia.
Tiene una retronasal que insiste en las evocaciones de fruta roja madura, ampliando los recuerdos especiados, suavidad, con una nota de cremosidad y algún punto de fina ebanistería, tostados no muy intensos.
Una buena añada, esta 2009; que califico entre recomendable y muy recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario