jueves, 21 de noviembre de 2013

Bodegas LAN A Mano 2009.


Vino catado durante mi asistencia a la DWCC 2013, celebrada en Logroño, hace pocas fechas.
Se trata de una conjunción varietal de las castas tempranillo, en una proporción del ochenta y cinco por ciento; mazuelo, diez por ciento; y graciano, al cinco por ciento restante.
Cinco meses de maduración en barricas de madera nueva de roble francés y cuatro en madera nueva de roble ruso, contemplan a este vino, que a mi juicio, es la más brillante referencia de esta bodega de Fuenmayor, añada tras añada.
Y lo es, no por capricho personal, sino más bien porque aporta potencia, intensidad y prolongación, con una estética de densidad en copa parada, mostrando un tono apicotado intenso, con reflejos violáceos. Nariz en la que identifico sensaciones complejas de fruta roja y negra maduras, con segunda linea de tonos de cacao, lácticos, balsámicos finos, especiados dulces y un guiño de mineralidad, que se hará, después; más perceptible en la retronasal.
Completo en el arranque en boca, con fino y sugerente dulzor de fruta, traza de acidez que se desliza aportando una dinámica y vivaracha lozanía, buenas notas de cremosidad en el paso, con los taninos golosos y fundentes, prolongación sabrosa, hay una gran seña de extracción, y sobre todo un buen equilibrio.
Retronasal que me otorga evocaciones de cerezas, frambuesas y arándanos, regaliz y tonos de yogur con fruta, tostados y chocolate, con vainilla y una nota que me ha recordado a terrosidad y a orilla de río.
Es franco, tiene múltiples virtudes, y sobre todo roza la redondez.
Lo califico en esta añada 2009 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario