sábado, 30 de noviembre de 2013

Bodegas Castillo de Sajazarra Digma Reserva 2006.



Un vino más de los catados junto al enólogo Jabier Marquínez, durante una reciente visita a la bodega Castillo de Sajazarra. En este caso se trata de una de las referencias más colosales de este dominio vitivinícola, que sólo se elabora en añadas privilegiadas, y que cumple el perfil de ensamblaje climático y de suelos de dos fincas propiedad de la bodega, Fuentenegra y Galdara, buscando una conjunción entre condiciones atlánticas y mediterráneas.
Tempranillos distintos, que se elaboran de modo independiente, pero que terminan fusionándose, pasando por bazuqueos manuales y sin remontados.
Maloláctica en barricas de madera nueva de roble francés, con una maduración de catorce meses.
En copa parada exhibe un color apicotado con reflejos grana, nariz con recuerdos de frutos negros maduros, menores esencias de rojos, con una esbelta licorosidad aromática. Hay especiados dulces, lácticos, con pétalos de flores rojas, línea balsámica, finalizando en una sugerente personalidad mineral.
Mucha fruta durante la entrada en boca y en su despliegue, con un avance pleno, abierto y concentrado, buena seña de acidez, con los taninos golosos y marcados, perfecto en cuanto a condición de equilibrio y volumen. Es denso y persistente, elegante.
La retronasal envía recuerdos de moras y arándanos, ciruelas rojas, vainillas y cremosidad, con notas tostadas y apuntes balsámicos menores, refleja evocadores notas torrefactas, con un largo final que proclama una majestuosa condición mineral, terrosidad e incluso un sabroso amargor.
Lo califico en esta añada 2006 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario