sábado, 30 de noviembre de 2013

Bodega Torre de Barreda Tempranillo 2011.


Mi agradecimiento a Ana Barreda por su desinteresada colaboración con este proyecto de divulgación de la cultura vitivinícola, mediante el envio de varias muestras de las referencias de su bodega.
La que me ocupa en la presente entrada del blog es la correspondiente al monovarietal de tempranillo, sugerido con una maduración de cinco meses en barricas de madera de roble americano, facilitando en copa parada un color apicotado de cierta intensidad, con reflejos violáceos.
Nariz de empaque frutal, con señas que evocan fruta roja madura, con recuerdos ahumados en segunda instancia, dejando en el perímetro aromático notas balsámicas.
Se muestra goloso en el arranque, con un avance pleno en cuanto a concentración frutal, buena traza de acidez, taninos golosos y bien marcados, con volumen y buena persistencia.
Retronasal que habla de fresas y cerezas, con un punto de fruta negra adicional, desplegando sensaciones de regaliz y vainilla, e insistiendo en demostrar una buena nota de franqueza varietal.
Es un vino que se desenvuelve con sencillez, sin aportar grandes complejidades, pero que tiene una identidad frutal muy bien trazada, y que califico en esta añada 2011 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario