lunes, 14 de octubre de 2013

Vino y Gastronomía : Palacio Casafuerte de Zarratón.















No es la primera vez que acudo al Palacio de Casafuerte, establecimiento familiar situado en la localidad de Zarratón, regentado con amabilidad y buen servicio por los Lombillo Vozmediano; para disfrutar de una velada familiar al calor de su especialidad gastronómica por excelencia, los asados. En pocos lugares de Rioja quedan restaurantes en donde los asados de cordero y cochinillo lleguen a la mesa con tanta clase y punto exacto de textura y sabor. Existen unos cuantos, pero diría que los hornos de Palacio de Casafuerte administran el tiempo de asado con el mimo suficiente para lograr unos resultados espectaculares, la carne no sale cocida, sale asada. Hasta Perogrullo sabe de qué hablo. La compaña en plato de barro con cabeza de ajo y patata panadera es acertada, y crea una estampa que hace de la plástica rusticidad poco menos que una imagen cervantina.
Del resto de la comanda solicitada en Casafuerte, destaco las Delicias del Conde, unos saquitos rellenos plenos de sabor y contenido, con el continente excelso en cuanto a seña de textura, el de morcilla fino y con un sabor pleno, el jamón de bodega suave y con el punto exacto de salinidad y grasa, las croquetas y las alcachofas salteadas, ambos entrantes bordados por cocina; el chuletón de vaca, con el sabor de la carne untuoso y esculpido, llenando el paladar de carnívoras gratitudes, y armonizado con patatas y pimientos verdes, el foie con gelatina de manzana y cebolla caramelizada, buenas escoltas para la parte más noble y legendaria del pato.
Los postres se presentan en la mesa con capa y sayo, precioso el Nido de Golondrina, que en la boca recrea sabores de mousse de arándanos, chocolate y miel, fruta de la pasión, muy afrancesada la sopa de yogur con frambuesas, con la rúbrica testimonial de la hoja de menta, colosal el volcán de chocolate y refrescante y digestivo el sorbete de manzana a la sidra. Golmajeras experiencias reposteras capaces de conquistar los sentidos y de poner el broche idóneo a una comida a la que Gargantúa no estuvo invitado, aunque le hubiese gustado.
Un restaurante con hospedería que recomiendo a quienes decidan venir a Rioja en próximas fechas, su buena localización y la amabilidad de sus propietarios, junto a un privilegiado marco, no en vano estamos en un edificio singular cuya primera piedra data del siglo XI y que formó parte del patrimonio de los Condes de Casafuerte, título nobiliario creado por el Rey Fernando VI con fecha 9 de Marzo de 1747.
En cuanto a los vinos seleccionados para tan opípara yantada, me decanté en una buena carta de referencias, por el Tobelos Crianza 2008 y por el Mitarte Crianza VS 2009.
Del segundo de ellos ya figura en este blog, con fecha 29 de mayo de 2013, una crónica de cata en donde escribí sobre un vino calificado entre recomendable y muy recomendable, taninos golosos y finos, fruta roja madura con un ligero punto especiado y una suave nota balsámica, equilibrio y buen aporte de frescura en el recorrido. Un crianza gustoso, con la fruta siempre como protagonista principal. Buen ejemplo de tempranillo de Rioja.
Respecto al Tobelos Crianza 2008, otra referencia de tempranillo, con utilización para la crianza de barricas de madera de roble francés, americano y centroeuropeo, en copa parada muestra un color rojo apicotado con reflejos purpúreos, nariz que me manda recuerdos de fruta roja madura y evocaciones licorosas, guindas y cerezas, abriendo después un plano de ebanistería, tostados livianos y especiados. Boca que arranca con buena entrada de fruta, el dulzor sabroso y refinado, con la traza de acidez en clave media alta, taninos golosos y pulidos, buena talla de envolvencia, equilibrado, con la retronasal que esboza recuerdos de fruta roja madura, vainilla, ebanistería y un sugerente guiño final en donde aparece una guía de salinidad, no demasiado marcada.
Un vino que en su añada 2008 califico como recomendable.
Palacio de Casafuerte, un lugar en La Rioja, en donde la piedra legendaria guarda estilo, buenos asados y vinos, y un servicio pleno en cuanto a profesionalidad y rigor.
Vengan y ya me contarán...

No hay comentarios:

Publicar un comentario