jueves, 10 de octubre de 2013

Pago Los Balancines Huno 2010.



Mi más cordial agradecimiento a los responsables de la bodega extremeña Pago Los Balancines, por su envio desinteresado de muestras, que sirve para colaborar con este blog de cultura vitivinícola.
Garnacha tintorera, tempranillo, cabernet sauvignon y syrah forman la base varietal de este vino, que se elabora siguiendo el concepto de diferenciación y tratamiento por separado de cada variedad y de cada parcela, con una fermentación que se lleva a buen término en depósitos de cemento, con remontados manuales. Maloláctica posterior en barricas de madera de roble francés, con maduración en las mismas por un periodo de doce meses.
En copa parada muestra un color apicotado de buena intensidad con reflejos violáceos. Nariz en donde aprecio recuerdos de fruta roja madura, ligeramente salina, con apéndices especiados, algunos tostados procedentes de la madera, con aromática equilibrada, siempre la fruta por delante abriendo camino. Tiene en una segunda aproximación, algunos detalles florales y de tierra húmeda.
Boca ancha, con una buena entrada en donde aprecio el dulzor de la fruta que se despliega con generosidad, buena longitud de acidez, con frescura y cierta sensación de lozanía, hay una buena huella de extracción, fluidez pero condición vinosa, con los taninos golosos y pulidos, esgrime una buena persistencia. Retronasal con evocadores recuerdos de fruta roja madura, flores y esencia de naturaleza, especiados y un detalle balsámico, acabando su expresión en una sugerente mineralidad.
Un vino que me ha gustado.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario