viernes, 18 de octubre de 2013

Pago de Valdoneje Viñas Viejas Mencía 2009.


Ponerse de pie y aplaudir, eso es lo que me valdría para dar por cerrada esta entrada que hace referencia a uno de los mejores vinos de mencía que he probado de cuantos han llegado a mi poder en todo este tiempo de catas.
Eso y agradecer al enólogo Marcos García Alba por enviarme de modo desinteresado esta muestra de un vino que se produce de forma limitada y que no es grande sólo porque lo diga yo, sino por el tiento y mimo que lleva en las alforjas.
Elaborado con frutos procedentes de viñedos localizado en Pieros y Valtuille de Abajo, se madura durante once meses en barricas de madera nueva de roble francés y aunque no me agrada escribirlo de este modo, las comparaciones siempre resultan odiosas; tiene una firme personalidad borgoñona.
De hecho me ha recordado por momentos a alguno de los vinos que surgen, gráciles y expresivos, de la factoría de Anne Gros, la dama del Vosne Romanée.
Copa parada que esgrime un color rojo apicotado, suavidad estética y algunos retazos violáceos.
Nariz plena en cuanto a intensidad frutal, acariciante, con sutiles tonos de fruta negra madura, señas acompotadas, aún no muy marcadas; con algunas maneras de fruta roja y matices boscosos, matorral; fondos florales y especiados, mentoles y resinas, hay un testigo aromático que me recuerda a cereal.
Plenitud aromática, muy expresivo. Eso sí recomiendo catarlo en dos copas, con una diferencia entre ambas de diez minutos. Ya verán como progresa.
La boca es fresca y dulce en el arranque, tiene una prolongada e integrada seña de acidez, con unos taninos suaves y pulidos, avanza con textura de terciopelo, y deja una persistencia amable y bien matizada. La retronasal tiene recuerdos de moras y frambuesas, alguna huella de endrina, cierta licorosidad, especiados, balsámicos, matorral, foresta, mentolados y en un maravilloso y sabroso rincón una tonalidad que identifico como flor de naranjo.
Uno de esos vinos que puedo catalogar como parque de atracciones del catador, he gozado mientras lo cataba. Cojan papel y lápiz, cierren los ojos mientras llevan la copa a nariz y boca, y dejen fluir sus ideas. Ya verán...
Lo califico en esta añada 2009 como más que muy recomendable.


2 comentarios:

  1. Felicitarte por la publicación. Pago de Valdoneje Viñas Viejas 2009 es un vino que tuve la ocasión de catar este verano gracias a una buena amiga. En casa tengo otra botella y espero con ganas una buena ocasión para volver a disfrutar de él.
    Qué decirte de las personas que durante todo el año trabajan para obtener un vino como éste, me sobran las palabras. No sólo es muy recomendable, si no imprescindible catarlo.

    ResponderEliminar
  2. Yolanda Estoy 100% de acuerdo Un abrazo y disfruta de la otra botella

    ResponderEliminar