martes, 29 de octubre de 2013

Marqués de Cáceres Gaudium 2008.


El Gaudium de Marqués de Cáceres no es un vino cualquiera. Aunque ningún vino merezca ese calificativo, todos llevan detrás horas de esfuerzo y sudor; hay algunas etiquetas que nos hacen profesar un sentimiento especial de aprecio y consideración.
Caté esta añada durante mi asistencia al evento Digital Wine Communications Conference pensando en la estela histórica de la familia Forner, en la legendaria influencia de Henri, que trajo a Rioja desde Burdeos un innovador sistema de embotellado y que supo limitar la producción como seña de calidad.
La base varietal de tempranillo y un pequeño aporte de graciano conceden al Gaudium una indudable capacidad vinosa, con portentosa expresividad, mucho fondo, y grata concentración.
Copa parada que exhibe un buen color apicotado de notable intensidad, con reflejos purpúreos.
Nariz que desprende notas aromáticas plenas en cuanto a fruta negra madura, con profusión de matices especiados, balsámicos y lácticos, cremosidad y un fino guiño tostado. Es un vino en añada plena, trazada con regularidad, la cuál se deja ver en su recorrido en boca, que es longitudinal, aún algo astringente, marcando ducha de fruta en el paladar, con una inmensa personalidad en la que sobresale la franqueza varietal de la tempranillo, que se muestra rotunda y fresca.
Buena línea de acidez, sabrosa y fresca, que se despliega con una buena intensidad, dejando en todo momento claro que es la fruta lo que nos ocupa, pero atisbando los tonos de la madera, en un segundo plano de influencia. Es un vino que aún tiene recorrido de futuro y que tiene un brillante presente, con taninos fundentes y golosos, buena persistencia, con la retronasal que abunda en moras y arándanos, frambuesas, vainilla, nata y regaliz, un punto de cacao aún liviano, con aire de tostados y una fina huella final de amargor, que redunda en beneficio de la extensión gustativa del vino.
Me encantará volver a catar este vino dentro de un par de años más, mediando una responsable guarda en botella. Hoy por hoy lo califico como muy recomendable en esta añada 2008.

5 comentarios:

  1. Tengo una botella en el armario. Seguiré tu consejo y esperaré.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Juan quería pedirte un consejo. Quiero regalar este vino a un amigo; es para una ocasión especial,concretamente sería para beber dentro de cuatro años y me gustaría saber si comprándolo ahora, este vino se conservará en buenas condiciones hasta entonces.Muchas gracias de antemano. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Mari, sin lugar a dudas es un vino que en ese tiempo ganará.
    Puedes comprarlo tranquila, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su ayuda.

      Un saludo

      Eliminar