jueves, 3 de octubre de 2013

Louis Hauller Riesling 2012.



Mi cordial agradecimiento a los responsables de la bodega alsaciana Louis Hauller, por su desinteresada colaboración con mi blog de cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de su galeria de referencias.
Estamos delante de un dominio vitivinícola fundado en el siglo dieciocho en la localidad de Dambach-La-Ville, y que en el reciente año 2004 amplió sus instalaciones, dotándolas de los últimos adelantos técnicos; en Sélestat.
La muestra que procedo a comentar es un monovarietal de riesling en edición de añada 2012, elaborado con frutos procedentes de viñedos asentados en terrenos de composición granítica, elegidos mediante vendimia manual, con aplicación del proceso de fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable con control de temperatura.
En copa parada muestra un color amarillo pálido con reflejos verdosos. Nariz de magnífica condición aromática, poblada de fruta cítrica y blanca con hueso, flores blancas y amarillas, detalles balsámicos muy elegantes, aportando ya al final un breve tono herbáceo.
La boca esgrime un buen dulzor frutal en el arranque, con una estructura magnífica en cuanto a acidez, aportando lozanía y frescura, largo en el recorrido con aún media sensación glicérica, que irá ganando potencial con más tiempo de guarda en botella. Estiloso en cuanto a personalidad, muy sabroso en su persistencia, con la retronasal que envía recuerdos de limón, manzana roja y pera de agua, piña y membrillo de ciruela, anisados, flores blancas, acacia, con el epílogo pleno en cuanto a mineralidad, esencias de roca húmeda, salinidad.
Un vino que me ha encantado y que califico en esta añada 2012 entre muy recomendable y más que muy recomendable. Puede subir a lo más alto del escalafón, con un par de años más de guarda responsable en botella. Su presente, en cualquier caso, es todo un espectáculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario