lunes, 7 de octubre de 2013

Domaine Binner Kaefferkopf Alsace Grand Cru 2010.


Vino catado durante mi asistencia al salón El Alma de los Vinos Únicos, celebrado en Burgos hace ya unos cuantos meses.
Se trata de una conjunción varietal de riesling, gewürztraminer y muscat, con frutos procedentes de viñedos localizados en la zona Kaefferkopf Grand Cru, la más antigua denominación de origen de Alsacia, sesenta y siete hectáreas protegidas por la barrera natural de las montañosas Vosgos.
Domaine Binner, capitaneado por Audrey y Christian, tiene una larga trayectoria elaboradora, con datos que avalan su labor desde el año 1770.
Once hectáreas de viñedo a su disposición, utilizando siempre métodos de viticultura basados en la mayor naturalidad y ofreciendo a través de sus vinos un concepto nada dudoso de franqueza varietal, algo que sin duda siempre es de agradecer.
En copa parada apunto en mi agenda del iphone un color amarillo dorado, con buen brillo.
Nariz que presenta recuerdos de fruta cítrica, suaves matices de manzana verde, alguna confitura incipiente, no muy desarrollada; flores blancas y amarillas, notas herbáceas.
No tiene una complejidad aromática pronunciada, tal vez su progresión con guarda responsable en botella pueda intensificar más alguno de sus matices de perfume.
La boca es gustosa en el arranque, buena traza de acidez, la frescura bien delineada, textura medio untuosa, tal vez se quede un centímetro corto en cuanto a prolongación final.
Retronasal que nos habla de limón y manzana, suave tono silvestre, alguna resina leve, flores más blancas que amarillas.
Creo que le queda un punto más de progreso en botella, pero en cualquier caso lo califico como recomendable, siempre en espera de esa intución de futuro mencionada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario