miércoles, 9 de octubre de 2013

Château Cure-Bourse 2010.


Vino catado durante mi asistencia a Vinexpo 2013.
De la factoría Lucien Lurton & Fils me situé delante de un vino profundo, con una buena concentración vinosa, expansivo en sensaciones, complejo y agradable, con la traza de acidez plena en su despliegue durante el recorrido en boca, marcando notas de fruta roja madura, pétalos florales, algunos balsámicos y especiados muy suaves y un más que evidente potencial de guarda.
Un clásico Margaux, amparado por la diversidad del suelo de esta apelación bordelesa, expresando una sabrosa mineralidad, con tonos terrosos finales, vinos largos y elegantes, que cumplen con creces, tras una guarda responsable en botella y que superan, enarbolando un elegante clasicismo, aristocrático diría yo; el paso del tiempo.
Esta añada 2010 del Château Cure-Bourse presentaba en copa parada un color apicotado intenso, con reflejos violáceos, nariz que sugiere fruta roja madura y ligeramente sazonada, especiados dulces, flores y regaliz, con una nota final de suave mineralidad.
La boca es densa, plena en contenido frutal, armada con una crepitante traza de acidez, bien encauzada eso sí; taninos robustos y golosos, con una sugerente astringencia, envolvente y hercúleo, pero con esa firma elegante que le aporta cierta sensualidad.
Retronasal que abunda en fruta y que deja en segunda instancia notas especiadas, balsámicas, lácticas y minerales.
Buen merlot y buena secuencia de cabernet sauvignon, un vino que en esta añada 2010 califico como más que muy recomendable, eso sí con larga vida por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario