lunes, 28 de octubre de 2013

Bodegas Valdemar Inspiración Tempranillo Blanco 2012.


Elaborado con frutos procedentes del viñedo Alto Cantabria, con fermentación y crianza sobre lías en barricas de madera de roble francés de primer uso, este monovarietal de la casta tempranillo blanco, una legendaria de Rioja; se cruzó en mi camino durante mi asistencia a la Digital Wine Communications Conference, en el Rioja Forum logroñés.
Valdemar tiene un perfil de bodega seria, plena en contenido y referencias, con cinco generaciones familiares dedicadas a este mundo de la cultura vitivinícola, y este vino blanco manifiesta en gran medida ese carácter, expresando en copa parada un color amarillo pálido con reflejos verdosos, nariz de buena complejidad frutal, evoca fruta cítrica jugosa y fresca, con sensaciones de drupas tropicales y de hueso blanco, incluso algún punto de melón. Hay huellas florales, herbáceas y un fleco ahumado que poco a poco desaparece. Tiene una nota de madera bien integrada en el plano aromático.
Boca con buen arranque de dulzor frutal, despliega una grata línea de acidez, largo en cuanto a extensión, textura untuosa, con guía de persistencia, y una retronasal que evidencia tonos intensos de fruta blanca y tropical, con algún suave matiz floral y una seña balsámica de menor intención.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario