sábado, 26 de octubre de 2013

Bodegas Medrano Irazu Tinto Joven 2012.


Vino catado y degustado durante una reciente visita a La Taberna del Tío Blas, establecimiento localizado en la logroñesa calle Laurel.
Base varietal de tempranillo, con un leve aporte de otras varietales, maceración carbónica que enarbola una buena bandera de frescor frutal, franqueza varietal, pulpa y carnosidad, suavidad en el recorrido, tiene sustancia, esencia de tempranillo.
En copa parada muestra un color apicotado intenso, reflejos violáceos. Profundidad aromática, la fruta marcando el tono, suavidad floral, alguna nota láctica suave, prende ya al final una llama balsámica.
La boca es profunda, diestra en cuanto al arranque de dulzor, esbelta traza de acidez, buena frescura, con despliegue denso, llena la boca, tiene progreso longitudinal.
Siempre la fruta, sabrosa y plena, con una magnífica persistencia.
Retronasal que aporta señas de fresones y cerezas, algún guiño de fruta negra madura, suave trenza cítrica, con pétalos florales y una huella balsámica en el epílogo, aportando recuerdos de regaliz negro.
Un vino cuya principal virtud es reflejar de buen modo el orgullo de la tempranillo de Rioja.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario