miércoles, 2 de octubre de 2013

Bodegas Marqués de Cáceres Crianza 2009.


Mi agradecimiento a los responsables de Marqués de Cáceres por su colaboración desinteresada con este blog de cultura vitivinícola, mediante el envío de varias muestras de sus referencias para mi cata y análisis.
Base varietal de tempranillo, con aportes menores de graciano y garnacha.
Maduración de doce meses en barricas de madera de roble, con catorce meses adicionales de afinado en botella, antes de salir al mercado.
Copa parada muestra un color apicotado con reflejos grana y violáceos, nariz afinada con señas de fruta roja madura, finura aromática que atrae gracias a guiños de vainilla, torrefactos y lácticos muy sugerentes. Buen equilibrio en el perfume.
La boca tiene buena entrada con el dulzor de la fruta roja bien presente, intenso, tendencia incipiente aún a confituras frutales, media alta sensación de acidez, desplegando frescura, con unos taninos presentes, golosos y fundentes, el vino expresa aún juventud, precisa un punto más de afinado para desarrolllar toda la personalidad de la que será capaz.
Media alta persistencia, y ante todo sensación íntima de franqueza varietal y personalidad riojana.
Retronasal que llega dando testimonio de ciruelas rojas y cerezas, especiados dulces, línea láctica y en menor medida balsámica, con el fondo final esgrimiendo aires cafeteros.
Pendiente de su más que segura buena progresión en botella, de momento lo califico en esta añada 2009 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario