martes, 29 de octubre de 2013

Bares qué lugares...Vinos y Pinchos : La Tavina Logroño.



Segundo pincho referente a la colección del establecimiento logroñés La Tavina, situado en los inicios de la calle Laurel.
Unas manitas de cerdo cuasi gelatinizadas aunque de un modo natural, quede claro; sugeridas en modo de cuadrado molde, bañadas por un sabroso puré de patata y con un jugo de carne, gustoso y fluído, con evocaciones de paté en crôute aunque sin la costra externa, sabor recio muy en seña de gelatina porcina, esbozando en cercanía la personalidad del embutido conocido como en España como cabeza de jabalí, careta de cerdo; sin ir más lejos el componente del otro gran pincho, ya publicado en este mismo blog, del local La Tavina.
Tiene peso, armoniza a las mil maravillas con un buen vino tinto de Rioja, y fue precisamente un Caecus de la bodega Pagos de Larrea, el elegido, en su edición de añada 2012 y en su etiqueta de vino joven. Sustancioso, fresco, con buena traza de acidez, reflejando en copa parada un color apicotado intenso con reflejos violáceos, nariz de buena profundidad, dando señas de fruta roja y negra maduras, pétalos de flores violeta y balsámicos marcados.
En boca arranca con buena sensación de dulzor frutal, es carnoso, tiene clave de vino potente, denso en el recorrido, con motivos lácticos y balsámicos en la llegada al paladar, la tempranillo y la pizca de garnacha aportando carácter de Rioja a un vino franco, cuya esencia se transmite hasta el final. Es persistente y en la retronasal añade a las sensaciones ya mencionadas durante mi análisis de la fase aromática, un punto de terrosidad muy sabroso, que prolonga su avance final.
Vino fácil, con mucha pulpa, que califico en esta añada 2012 como muy recomendable.
Homenaje al cartílago, afinado, lleno de sustancia, que tiene en La Tavina un aplaudido icono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario