lunes, 7 de octubre de 2013

Armonías : Antica Fratta Franciacorta Essence Brut Rosé 2009 y Caracolas Conservas La Receta.







Las armonías entre vino y otro alimento se pueden dar a cualquier hora del día, desde el desayuno hasta la cena. La de hoy tiene lugar como aperitivo antes de comer, un magnífico emparejamiento, que he podido disfrutar gracias a la desinteresada colaboración de la bodega italiana Antica Cantina Fratta y de la empresa conservera almeriense La Receta, especialista en el manejo de frutos del mar con un sello personal, aliños gastronómicos que yo identifico con la amplia y bella costa andaluza.
El nombre de esta conservera almeriense proviene de una receta familiar de pulpo que la madre de uno de los socios de la misma enarbolaba con orgullo y que obtenía siempre un sonoro éxito entre quienes tenían el placer de probarla, llevada hasta su buen final.
De hecho también me han enviado algunas muestras de ese pulpo maravilloso, que en breve cataré, armonizaré y del que por supuesto, publicaré mis impresiones.
En cuanto a las caracolas, cañaillas; van aliñadas con ajo, perejil, aceite y un punto de limón, y presentan una ferviente carnosidad marina, firme y tersa, con piezas de buen tamaño, bolinus brandaris de nombre binomial según el Linnaeus de 1758, tratado de nomenclatura binomial de Carlos Linneo.
Este molusco gastrópodo habita en aguas poco profundas con fondos areniscos y fangosos, siendo habitual en el Mediterráneo y el Atlántico Oriental.
Las caracolas en conserva de La Receta tienen la textura ideal, hay que usar los dientes, sin que por ello resulten duras en exceso, con ese aliño del que hablaba antes dándole la gracia suficiente para esculpir un producto de aperitivo digno de aplauso.
El ajo marca con su protagonismo, un ajillo decoroso y poco empalagoso, dando ese punto de limón un divertido y menos marcado tono cítrico. Son sabrosas y de su textura, bien lograda por esta empresa conservera, se sacan las condiciones necesarias para considerarlo como un producto de indiscutible calidad.
Muchos de los que hemos pasado temporadas en la costa andaluza hemos disfrutado alguna vez de un buen plato de cañaillas, a menudo escoltado por una copa de manzanilla.
Lo he armonizado, esta vez, con un Franciacorta Brut Essence Rosé en edición de añada 2009, referencia de la bodega Antica Cantina Fratta, localizada en la bresciana ciudad de Monticelli Brusati.
Chardonnay y Pinot Nero, con un color en copa parada que esgrime tonos cromáticos rosáceos suaves con alguna seña amarilla dorada tenue, nariz que deja huella de frutos rojos, con cítricos y algunas sensaciones de levadura. Tiene una boca plena de frescor, buena nota de fruta y un guiño de dulzor muy equilibrado, desplegando perfecta traza de acidez, carbónico bien integrado y amable, textura fluída, con la seña de envolvencia bien desarrollada.
La retronasal habla de fresa, cereza y granada, con sellos de crema de limón, levaduras y pastelería, se entronca bien en el paladar, despliega frescura y la acidez se muestra fina y elegante.
Lo califico en esta añada 2009 como muy recomendable.
Una armonía divertida, pero sobre todo ideal para gozar entre horas.
Gracias a ambas empresas elaboradoras por su colaboración, da gusto comprobar que hay gente interesada en divulgar de algún modo la cultura gastronómica y vitivinícola, más allá del simple factor mercantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario