lunes, 30 de septiembre de 2013

Viñedos y Bodega Ribón Barrica 2011.


Agradezco a los responsables de esta bodega vallisoletana su contribución con este blog de cultura vitivinícola, mediante el envío desinteresado de varias muestras de sus referencias, una de las cuáles me dispongo a comentar, tras su cata y análisis.
Vino elaborado con frutos de la varietal tenpranillo, procedentes de viñedos con una media de antiguedad de veinte años. Proceso de vinificado que incluye un periodo de maduración de seis meses en barricas nuevas de madera de roble francés, al cincuenta por ciento; siendo la otra parte para el roble americano también con madera nueva.
En copa parada exhibe un color apicotado de cierta intensidad y brillo, con reflejos purpúreos.
Nariz que aparece algo cerrada en principio con aromas que comienzan ocultando la fruta, pero que tras unos segundos, tras agitar la copa; van desapareciendo. La fruta roja madura va ganando terreno, con un matiz compotado, al tiempo que aparecen recuerdos especiados dulces, hay algún atisbo suave de coco y puntos florales de menor intensidad.
Logrado el equilibrio aromático, la boca se abre con un buen arranque de dulzor, la fruta sugiere, con una línea media alta de acidez que va desplegándose a medida que el vino se abre camino en la boca, los taninos dulces y finos, buena seña de persistencia. Textura fluída.
Retronasal que habla de fruta roja madura, con notas confitadas y otras sazonadas, hay vainillas y flores rojas, con el final con un buen y prolongado tono de sapidez.
Un vino que ha ido de menos a más durante su cata.
Lo califico en esta añada 2011 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario