domingo, 15 de septiembre de 2013

Dinastía Vivanco Colección Vivanco Cuatro Varietales Dulce de Invierno 2010.


Vino catado durante mi asistencia a Vinexpo 2013.
Tenía ganas de catar esta etiqueta de la Colección Vivanco, un vino que acredita catorce meses de maduración en barricas de madera de roble francés, con una composición varietal formada por tempranillo al cincuenta por ciento, garnacha y graciano al veinte cada una de ellas, siendo el diez porcentual restante para la mazuelo.
Botrytis con cuatro uvas muy riojanas, para un vino trazado con naturalidad, que expresa una hermosa condición de dulzor, equilibrado y tan noble en mi recuerdo personal, como los vinos tokaji de Hungría, a los que asimilo por encima de cualquier otra zona geográfica del mundo especializada en este dulzor vinoso.
Bella estampa en copa parada, con un tono cromático que resulta cobrizo oscuro y brillante, algunos reflejos ambarinos, la nariz expresa buena complejidad aromática, se abre con fruta navideña, algo de datiles y orejones, a medida que el vino va oxigenando, aparecen puntos firmes de guindas con licor, perimetro de matorral, nueces, flor de naranja, con algunas señas cítricas muy perfumadas.
La boca muestra un buen tono de acidez y dulzor, equilibrio de ambos, con el paso untuoso, buen volumen y calidez fina al llegar al paladar, notas densas y apacibles, con buena persistencia.
La retronasal manda recuerdos de nueces, guindas y cerezas licorosas, matorral de monte bajo, cacao, naranja y pomelo, con puntos de membrillo y malvavisco.
Creo que es un vino que progresa con una guarda responsable en botella, aunque ya tiene un presente memorable y evocador.
Lo califico en esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario