jueves, 12 de septiembre de 2013

Champagne Emmanuel Brochet Le Mont Benoît Extra Brut Premier Cru.


Uno de esos champañas que en cuanto lo catas te sorprenden, prendiendo una huella de excelente vinosidad, armando una traza de frescor y buena acidez, y dejando claro que la fruta prevalece por encima de cualquier otro elemento.
Elaborado a partir de una fusión varietal de cuarenta por ciento pinot meunier, veinticinco por ciento pinot noir y treinta y cinco por ciento chardonnay, frutos obtenidos de una parcela con dos hectáreas de viñedo, localizada en las cercanías de Reims.
Estamos delante de un producto cuya producción se estima en poco más de seis mil botellas, y que contiene un veinte por ciento de la cosecha de 2008, siendo la restante de la 2009.
Brochet cuida mucho la personalidad natural de sus champañas, sin usar pesticidas ni insecticidas y preservando sus viñas de cualquier agente no natural.
En copa parada muestra un color amarillo pálido con reflejos verdosos, nariz que promulga una buena colección de tonos frutales y florales, cítricos y pera de agua, jazmín e hinojo, huellas de fruta blanca con hueso menos marcadas, y en el perímetro aromático un punto de fragancia mineral.
La frescura invade la boca desde la entrada, con una buena sensación cítrica y con la acidez prolongada pero bien integrada en el conjunto. Paso fluido, pero manifestando una plena sensación de vinosidad, con equilibrio y distinción.
Llega pleno al paladar, golpe carbónico perceptible pero comedido.
Expresa longitud y en la retronasal distingo limón, alguna seña cremosa, flores blancas y amarillas, cierta salinidad, un guiño balsámico y en el epílogo, una sabrosa mineralidad, entre terrosa y de yeso.
Me ha encantado.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario