domingo, 11 de agosto de 2013

Señorío del Pas Blanco Cosecha 2012.




Agradezco a los responsables de esta bodega cántabra, y en concreto e Coral Saiz Alonso;  el envío desinteresado de esta muestra de su vino blanco, al objeto de mi cata y análisis personal.
Los valles pasiegos como testigos de esta fusión vínica de las varietales godello y gewürztraminer, con fruta procedente de viñedos con una edad aproximada de cuatro años, asentados en suelos franco arenosos y localizados en una altitud de entre trescientos cincuenta y cuatrocientos metros.
El vino se elabora con una maceración prefermentativa en frío, con fermentado a baja temperatura, estabilizado natural por decantado.
Vino que caté a ciegas en compañía de un enólogo y de varios amigos relacionados con el mundo del vino. Cada vez soy más partidario de catar sin ver la etiqueta.
En copa parada exhibe un color amarillo pajizo con reflejos rosáceos suaves, clara evidencia de la varietal Gewürztraminer. Nariz magnífica, con intensidad aromática, sensaciones cítricas de limón, tonos de mandarina y melón, almíbares y balsámicos, perímetro aromático con señas florales bien marcadas. En una segunda aproximación nacen sensaciones frutales más tropicales, piña y lichis.
Boca que aporta frescor desde el arranque, con una buena línea de acidez, textura untuosa y buena prolongación, abrazando el paladar y las paredes de la boca. Hay algunas notas de salinidad en la retronasal que sigue manteniendo el potencial y la complejidad de la fruta cítrica, tropical y puntos de melón, tiene notas de hinojo y algo de levadura pero quedan en segunda fila.
Se deja caer un guiño entre meloso y almibarado, pero la frescura frutal de la godello y su potencia dominan la escena.
Amplio y ligero, pero al tiempo pulposo. Es franco y equilibrado.
Gustó a la totalidad de los presentes durante su cata.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario