domingo, 4 de agosto de 2013

Le Clos des Fées Les Sorcières 2011.


Vino catado durante mi asistencia al burgalés salón El Alma de los Vinos Unicos.
Referencia de la bodega de Claudine y Hervé Bizeul, la bruja se ha convertido en un icono de los vinos frescos y plurivarietales del Roussillon francés.
Pude catar durante mi primera visita a los Primeurs de Burdeos, en sede de la plural Maison Thunevin, el avance de añada 2010. Una de las conclusiones que saqué de aquella primera aproximación, fue la de que se trata de un vino de pronto consumo, sin altas espectativas de guarda, complejidad media en nariz y boca.
Esta añada 2011 está formada por un cincuenta por ciento de la variedad syrah, con un treinta por ciento de garnacha, siendo el veinte por ciento restante para la carignan.
Los frutos de las varietales de menor aporte se obtienen de viñedos con una antiguedad de entre cuarenta y ochenta años, siendo los de syrah procedentes de viñedos más jovenes.
Vendimia manual en cualquier caso, con primera maceración en frío y fermentado en depósitos de acero inoxidable, durante un periodo de entre quince y veinte días. Maloláctica y envejecido de ocho meses en contacto con lías, en depósito.
Color apicotado con reflejos violáceos, nariz en donde encuentro recuerdos amplios de fruta roja y negra madura, con recuerdos florales y silvestres, matices vegetales.
La boca exhibe buen dulzor, con un paso fluído y una media intensidad. Media alta sensación de acidez, con los taninos finos y golosos. En cualquier caso tras el esqueleto, se esconde un tono de intensidad que se marca cuando el vino alcanza el paladar y en la retronasal, punto de la cata en el que se acrecientan los recuerdos de arándanos, ciruelas y frambuesas, con un sabroso final entre floral y vegetal que se me hace muy atractivo.
Califico esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario