jueves, 15 de agosto de 2013

Hacienda Zorita Syrah 2009.


Primero y como siempre hago cuando recibo muestras de bodegas, quiero agradecer a los responsables de Hacienda Zorita su amable colaboración con este blog de cultura vitivinícola. Bodega que ocupa el espacio que ya en el año 1366 era regentado por los monjes dominícos que la habían recibido en donación. En el año 1487 albergó la presencia de Cristobal Colón, durante la celebración de las Conferencias de Valcuevo, en las que el descubridor del Nuevo Mundo logró la financiación de sus aventuras marítimas.
Situada en un entorno privilegiado, Hacienda Zorita es además de bodega, hotel y cuenta con una producción adicional de quesos y aceite.
Este monovarietal de syrah obtiene sus frutos de la parcela Unamuno, bautizada de ese modo en homenaje al escritor bilbaíno, que a través de algunas de sus obras dejó impreso su amor por esos parajes.
Vendimia manual y envejecido de veinticuatro meses en barricas de madera de roble francés, con aplicación de trasiegos cada ocho meses.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos grana y purpúreos. Nariz en donde se muestran recuerdos de fruta roja, confituras, especiados suaves, algún sugerente atisbo floral y una traza láctica que nos conduce hasta un final aromático que me ha recordado a pastillas de café con leche.
La boca es jugosa desde el arranque, con una acidez bien plantada, señales de frescor en el paso, abriendo unos taninos suaves y golosos, buena persistencia y equilibrio,
Es un vino con personalidad varietal, bien definido, que en la fase retronasal traza tonos de ciruelas y mermelada de frambuesas, con pétalos de flores rojas, un guión láctico y notas de ebanistería, estas más bien contenidas.
En cualquier caso domina la fruta a lo largo y ancho de la cata.
Lo califico en esta añada 2009 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario