jueves, 29 de agosto de 2013

Domaine des Lises Maxime Graillot Equinoxe 2011.


Vino catado durante mi asistencia al salón de vinos El Alma de los Vinos Unicos, celebrado hace ya unos meses en la ciudad de Burgos.
Se trata de un monovarietal de syrah, inquieto, trazado con nervio, cierta nota de calidez en el paso por boca, mostrando en copa parada un color rojo picota con reflejos purpúreos, destacando en su ampuloso tono aromático una corriente plena de fruta negra madura, con algunas señas de flores y un cierto tono que me recuerda a salinidad marina, detalle este que no me pasa desapercibido y que resalta el final de la fase nasal. Es un vino peculiar en el aroma, aunque en boca tiene un dulce arranque de fruta, media acidez en el paso, buena sensación de extracción vinosa, afronta la tanicidad con orgullo, un perfil goloso, con madurez. En realidad lo que más impacta en este vino es una personalidad divertida, fresca, diría que tiene desparpajo.
En su llegada al paladar hay una punta de calidez, mostrando buena persistencia, y un guiño de mineralidad salina en el final de la fase retronasal, precedida por arándanos y bayas silvestres, flores violetas, algún punto de olivas negras, y tostados ligeros.
La crianza en barricas de madera de roble francés aparece muy alejada de la fruta, mostrando esta mayor protagonismo. Siempre por delante.
Lo califico en esta edición de añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario