jueves, 1 de agosto de 2013

Château Puynard Le Chène 2008.


Agradezco a los responsables de Vignobles Grégoire su envío desinteresado de muestras al objeto de mi cata y análisis personal.
Este Château Puynard La Chène en edición de añada 2008 está elaborado con un aporte varietal mayoritario de merlot, en torno al setenta por ciento; dejando el resto para la cabernet sauvignon.
Doce meses de envejecido en barricas de roble francés, con un color en copa parada que muestra un tono cromático apicotado con reflejos grana, buena intensidad estética. Nariz con fruta negra madura, apuntes de mentoles y tostados ligeros, hay matices de cacao y ebanistería. La gama aromática, al principio más marcado a favor de la fruta, va logrando un buen equilibrio con los aportes de la madera, a medida que agito la copa.
Tiene un buen arranque en la boca, con el dulzor frutal marcando la seña, textura suave con la acidez en medida media, taninos pulidos y golosos, en el paladar presenta un buen punto de vinosidad. Tal vez precise al final de la cata un punto más de prolongación, con las notas retronasales que muestran moras y ciruelas, vainillas y una clave balsámica ligera.
Su mayor virtud, el equilibrio.
Califico esta añada 2008 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario