domingo, 18 de agosto de 2013

Château Coutet 2010.


Un Saint-Emilion Grand Cru catado durante mi reciente asistencia a Vinexpo 2013.
No confundir con el vino de idéntico nombre que magnifica el Sauternes y que en algunas entradas de este mismo blog he comentado, tras catarlo en Decanter Londres y con ocasión de algún encuentro de amigos en Haro.
Alain y Xavier David Beaulieu obstentan en el presente el bastón de mando de este dominio bordelés, que al parecer ya tenía vida propia en la época románica, si bien fue François Coutet quien en el siglo XV, le dió su nombre.
El viñedo en propiedad de este château se distribuye en tres diferentes tipologías, reconocidas como Le Plateau de Saint Martin, cuatro hectáreas y media, La Còte de Franc, con tres hectáreas y media, y Le Pied de Côte, con cinco hectáreas.
Aunque no tengo datos concretos de la composición varietal de esta añada, sobresale la presencia mayoritaria de la merlot, entiendo que con algunos aportes menores de la dos cabernet. Sí me consta que el tiempo de crianza en barricas de madera de roble francés suele ser en lo que respecta a este château de dieciocho meses.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos violáceos, nariz que suelta un firme recuerdo de fruta roja y negra maduras, con un punto incipiente de confitura y tonos florales bastante marcados. Hay tostados ligeros y una esencia que identifico como mineral, aunque no demasiado intensa. La boca tiene una entrada que abre un buen repertorio frutal, dulce y con frescura, desplegando una traza de acidez bien marcada que deja señales inconfundibles de cierta juventud en el vino. Los taninos son golosos y por algunos momentos dejan una huella de cierta rebeldía, que estoy seguro que el tiempo limará con buen efecto. Precisa mayor tiempo de guarda en botella para concluir un necesario afinado.
Buena nota de persistencia, hay ducha de fruta, símbolo de buena extracción.
Retronasal que aparece marcando recuerdos de ciruelas rojas y frambuesas, con algún tono especiado, y lácticos. En el epílogo aparecen notas de cierta salinidad.
Califico esta añada 2010 como muy recomendable, aunque una guarda responsable en botella podrá darle mayor brillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario