jueves, 22 de agosto de 2013

Cérvoles Celler Colors 2010.



Muestra envíada de modo desinteresado por la bodega catalana Cérvoles Celler para mi cata y análisis personal, circunstancia esta que, como siempre en estos mismos supuestos; aprovecho para agradecer.
Tempranillo, cabernet sauvignon, garnacha, merlot y syrah forman la base varietal de esta referencia de una bodega acogida a la denominación Costers del Segre, que tiene en la familia Cusiné a su valedora.
Viñedos en propiedad localizados en la falda norte del Montsant, treinta y dos hectáreas de viñedos asentados en suelos de composición franco limosa y grava.
Isabel Marzá e Ivá Gallego son los responsables enológicos de este vino, que en su proceso de envejecido ha tenido el aporte de ocho meses de barricas de madera de roble francés.
Fue catado en grupo, incluyendo en este a un enólogo, y las sensaciones que transmitió fueron en modo unánime, gratificantes.
Copa parada que muestra un color apicotado con reflejos grana de buena intensidad. Nariz de buena seña frutal, armada en frutos rojos y buen equilibrio, asomando tras agitar la copa las puntas procedentes de la madera, incuyendo recuerdos de grafito, flores rojas, motivos silvestres de matorral y ligeros tostados.
La boca es profunda en el fondo, tiene densidad y buena extracción, mantiene un buen equilibrio entre dulzor y acidez, muestra buena frescura en el recorrido, taninos golosos y pulidos, buena persistencia. Es firme en cuanto a longitud, con la retronasal afianzando fruto rojos, algún tono balsámico que no aparecía en la vía nasal, bosque y mineralidad.
Lo califico en esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario