miércoles, 14 de agosto de 2013

Bodegas Trus Crianza 2010.


Mi agradecimiento sincero a los responsables de Bodegas Trus por el reciente envío desinteresado de muestras, colaborando de ese modo con este blog de difusión de la cultura vitivinícola.
Catorce meses de envejecido en barricas de madera de roble francés dan crédito a este monovarietal de tempranillo, que en su proceso de vinificado incluye maceraciones intensas, con maloláctica en tinos de madera y ausencia de filtrados.
En copa parada exhibe un color apicotado de cierta intensidad, con reflejos violeta. Nariz de buen empaque aromático, predominando desde el comienzo la fruta, roja madura; con puntos especiados dulces en segunda línea, y un suave tono tostado.
Perfume de buena fruta.
La boca tiene una entrada de buen dulzor frutal, jugoso en el recorrido, enlazando con una buena traza de acidez, tiene longitud y marca bien los tiempos, llenando la boca de frescura. Taninos golosos y pulidos, con buena seña de persistencia.
La retronasal marca ciruelas rojas y cerezas, con tonos de vainilla, sensaciones cremosas y un fondo balsámico que aquí se despliega con mayor intensidad que en la fase nasal.
Es un vino de corte intenso, equilibrado y con buen carácter de vinosidad.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario