martes, 6 de agosto de 2013

Bodegas Rey Fernando de Castilla Brandy Unico Solera Gran Reserva.


Catar un brandy de Jérez Solera Gran Reserva en pleno Vinexpo a las doce de la mañana y en ayunas, no es sólo una experiencia única, también un gran honor para un catador, que como yo tiene el criterio del aprendizaje incansable como eje motor de sus vivencias cercanas al fabuloso mundo de la cultura vitivinícola.
Presentado con un envejecido mediante el muy tradicional sistema de soleras, con destilados de alambique y con una permanencia en botas, inmóvil; que antes habían servido para criar olorosos desde el año 1972.
Es un brandy equilibrado, que dibuja en copa parada un bello y brillante color caoba, con tonos de oro viejo, nariz que presenta un perfume pleno en elegancia aromática, tostados de madera, frutos secos y matices de vainilla, algún punto de barniz más bien comedido, con algunos puntos florales muy suaves y un equilibrado punto de alcohol que no nubla el perfume principal.
La boca es inmensa, con una línea perfecta e intensa en cuanto a suavidad, en el paladar apunta notas especiadas y de ebanistería, profundo y elegante en el paso, desplegando en la fase retronasal aromas de frutos secos, almendra tostada; flores, flor de naranjo; algunas resinas, ebanistería y especiados largos y frondosos, con un final que admite recuerdos de frutas de navidad ligeramente escarchadas, salinidad equilibrada y un punto final que me trae memorias de madera de cedro y membrillo.
Muy intenso en cuanto a persistencia y muy pleno en cuanto a elegancia.
Un gran brandy de Jerez que califico como más que muy recomendable.
De los alambiques de Jerez a la gloria, amigos míos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario