viernes, 2 de agosto de 2013

Basalore Txakolina 2012.



Desde los años treinta los productores del Basalore llevan elaborando txakoli para varias generaciones de consumidores, y ahora en pleno siglo veintiuno, me satisface haber catado este vino blanco seco durante mi visita a la taberna donostiarra Vergara, localizada al lado de la escultural iglesia de Santa María.
La hondarribi zuri con buena personalidad, color amarillo pálido con reflejos verdosos, nariz plena en cuanto a fruta, matizando junto al tradicional tono de manzana verde, un punto de fruta blanca con hueso, además de un fondo herbáceo.
La boca tiene un arranque de buena frescura, con la linea de acidez bien pronunciada, punto carbónico muy suave y casi silente, y buena longitud, con un paso pleno de frescura.
Retronasal que abunda en manzana golden y algún ligero recuerdo de albaricoque, montando una huella perimetral de hierba verde.
Lo califico en esta añada 2012 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario