jueves, 18 de julio de 2013

Domaine Contat Grangé Maranges 1er Cru La Fussière 2010.


La pinot noir de Maranges sugerida por el borgoñón Dominio Contat Grangé, con una propiedad de seis hectáreas y media de viñedo, de las que un sesenta por ciento pertenecen a los villages de Côte de Beaune.
Pude catarlo durante mi visita al salón de El Alma de los Vinos Unicos, celebrado en Burgos en fechas recientes.
No es un vino sencillo, tiene la suficiente complejidad como para dedicarle más de cinco minutos, porque sobre todo transmite una férrea sensación de rudeza vinosa, afectiva eso sí.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos violáceos, sensación estética intensa.
Nariz con fruta roja y negra maduras, algún guiño de flores rojas y un punto especiado que se me ha antojado picante. En segunda aproximación se repiten esas sensaciones, pero además aparece un punto final muy ligero que me aporta una seña entre boscosa y terrosa.
La boca hace gala en la entrada de buena fruta, con media línea de acidez, textura algo ruda que a medida que el vino gana terreno se convierte en cálida y más sutil. ¿A qué sabe el vino?. Pues eso, a vino. En este caso la uva protagoniza el guión con potencia e intención. Buena estructura, aunque como es obvio, necesita más tiempo de guarda responsable para expresar más galones.
Taninos fundentes y golosos, cierta previsión de elegancia.
Hay algunas notas de amargor y sapidez en la fase final, con esa retronasal que además incluye frutas roja y negra maduras, con especiados ligeros y una fina terrosidad mineral que alarga las sensaciones que el vino aporta.
De momento califico esta añada 2010 como recomendable, pero a buen seguro ganará enteros a partir de dos años y en adelante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario