domingo, 14 de julio de 2013

Château Tournefeuille 2011.


Con una composición varietal de setenta por ciento merlot y treinta por ciento cabernet franc, estamos delante de un gran vino de Lalande de Pomerol, en una sugerente añada, a juzgar por mi cata en Vinexpo 2013. Frutos procedentes de diecisiete hectáreas de viñedo, dispuestas en parcelas agrupadas, con una proporción del cincuenta por ciento localizadas en terrenos de arcilla y grava, siendo el cincuenta por ciento restante para suelos de grava situados en laderas expuestas al sur.
Vinificado tradicional con doce meses de crianza en barricas de roble francés del bosque de Tronçay, siendo un tercio de las mismas de madera nueva.
Copa parada que muestra un color apicotado con reflejos violáceos. Estética de concentración. Nariz que llega poblada de fruta negra y roja maduras y suavemente especiadas, con puntos de vainilla, sensación de confitura aún incipiente, con puntos tostados muy suaves.
Boca que arranca con buena marca de dulzor frutal, potente y bien ensamblado, con la acidez dando notas de frescura en el recorrido, textura de empaque, apacible y potente a un tiempo, con los taninos golosos y bien pulidos. Sapidez en la llegada del vino al paladar, buena seña de persistencia.
Retronasal que abunda en ciruelas rojas y moras, con pétalos florales y un punto de vainilla.
En el final presume de balsámicos.
Un vino que califico en esta añada 2011 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario