miércoles, 3 de julio de 2013

Château La Claymore 2011.


Uno de esos vinos de Burdeos que no parecen de Burdeos. Mezcla de tres varietales con la merlot protagonizando la escena. Algunas estrías en el camino, vino robusto pero con las sensaciones de la uva protagonista un tanto limitadas por la madera. El dominio pertenece a la familia Dubard, y el nombre del château tiene raíces legendarias muy cercanas a la leyenda de Excalibur, ya que La Claymore, al parecer; es una gran espada que los highlanders escoceses utilizaron cuando invadieron esa zona de Francia en el año del señor de 1370. Dieciocho meses de envejecido en barricas nuevas y viejas de madera de roble francés, para un resultado aceptable, correcto, sin mayores pretensiones.
Color apicotado con reflejos violáceos. Nariz que llega aportando recuerdos francos de fruta negra madura, con especiados suaves y tonos de ebanistería en segunda fila. El equilibrio aromático se logra, aunque la madera se percibe a mi juicio más allá de lo ajustado a derecho vinoso.
Boca jugosa en la entrada, con buena nota de fruta, desplegando una acidez viva, y desarrollando un golpe certero de taninos, algo elevados y golosos, buena seña de sapidez y volumen.
Tiene marca de persistencia, con la retronasal que aporta sensaciones de moras y arándanos, con puntos de madera, pimienta y un final entre floral y herbáceo, matices silvestres.
Lo califico en esta añada 2011 como recomendable, y creo que debe aún asentarse en botella. No lo veo como un vino de guarda prolongada, pero hay algunas aristas que podrían afinarse con unos meses más de continencia en botella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario