jueves, 25 de julio de 2013

Castillo de Perelada Finca Malaveïna 2009.



Muestra enviada de modo desinteresado por la bodega del Empordá catalán Castillo de Perelada, para mi cata y análisis personal, hecho este que aprovecho para agradecer.
Se trata de un vino armado por los enólogos Simó Serra y Josep Lluis Pérez, con las sierras de Rodes y La Albera como testigos del proceso de formación del fruto y como inspiración natural de los elaboradores. La parcela que da nombre a este vino está formada por diecinueve hectáreas de suelo arcilloso, con alguna composición de canto rodado adicional y se localiza en el término municipal de La Garriguella.
Merlot, syrah, cabernet sauvignon y garnacha forman la base varietal del Finca Malaveïna, que en esta edición de añada 2009 ha tenido un proceso de envejecido en barricas nuevas de roble francés Allier, de diecisiete meses.
En copa parada muestra un color apicotado de cierta intensidad con reflejos grana y violáceos. Nariz que desarrolla buen aporte de frescor frutal, con notas en segunda línea de especiados y tostados, e incluso alguna seña, menos acentuada; floral.
La boca tiene buen aire en el arranque, con la dulce fruta presente, buena traza de acidez, prolongada y sabrosa; con los taninos golosos y pulidos, buen tono de envolvencia. Textura de cierta densidad, con un muy buen equilibrio entre fruta y madera.
Retronasal frutal y floral, tiene algunas notas de salinidad en el avance, y las puntas especiadas y tostadas quedan rezagadas, pero bien presentes.
En cualquier caso, creo que es un vino que ganará más enteros con una guarda responsable en botella.
Hoy por hoy, lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario