martes, 2 de julio de 2013

Bodega Vírgen de la Vega Beturia Blanco 2012.


Llevo tiempo hablando muy bien de los resultados de la bodega Vírgen de la Vega de Haro, con vinos muy francos, como este blanco denominado Beturia, que ya tuve la suerte de catar en una edición de añada pasada, la correspondiente a la cosecha 2011, y cuya crónica publiqué el diecinueve de Junio de 2012. Un monovarietal de viura con suficiente frescura y capacidad de expresión frutal como para considerarlo como sincera opción más allá del típico poteo de mediodía. Tiene largura, consistencia y profundidad.
Con franqueza de catador, creo que incluso prefiero esta añada 2012 a la inmediatamente anterior.
Color amarillo pálido con reflejos verdosos, nariz en donde mandan los recuerdos cítricos con cierta seña de fruta blanca de hueso, y flores blancas. Buen tono aromático.
Boca con plenitud de frescura, sabrosa punta de acidez, textura media, fluída; con un buen ritmo envolvente, tiene profundidad y deja que la nota frutal se sienta hasta la fase final.
Retronasal con tonos de limón, albaricoque, pera de agua y sintonía floral más liviana.
Un vino que califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario