domingo, 30 de junio de 2013

Vignobles Moze-Berthon Château Rocher-Gardat 2010.


Muestra enviada de modo desinteresado por los responsables de Vignobles Moze-Berthon, para mi cata y análisis personal, circunstancia esta que aprovecho para agradecer en esta entrada del blog.
Este dominio vitivinícola bordelés tiene en Pomerol, Saint-Emilion y como el caso de este Château Rocher-Gardat, en Montagne Saint-Emilion, viñedos en propiedad, con siete hectáreas en lo que se refiere a la etiqueta protagonista de la presente entrada.
El vino está compuesto de una base mayoritaria de merlot, sobre el noventa por ciento; con el diez por ciento restante para la cabernet franc. Doce meses de crianza en barricas de madera de roble francés le contemplan.
Es un vino que en copa parada muestra un color rojo apicotado intenso,con algunos reflejos grana y violáceos. Nariz que se abre, tras el descorche, con tonos bastante cerrados. Precisa un tiempo de espera. Tras agitar la copa en varias ocasiones y dar siete minutos, más menos; de cortesía, el vino empieza a expresar fruta roja madura ligeramente sazonada, con tonos balsámicos que compiten por sobresalir de un aroma perimetral a ebanistería. En el perfume aprecio un equilibrio bastante digno de los aromas primarios con la influencia de la barrica.
La boca muestra un comienzo jugoso, con el paso bastante fluido, acidez de seña media alta, y un punto licoroso que alcanza el paladar. Taninos firmes y golosos, con una media estructura vinosa. Media intensidad en cuanto a la persistencia, con la retronasal que habla de ciruelas rojas y cerezas, cierto guiño balsámico no muy potente, y en el final maderas nobles.
Lo califico en esta añada 2010 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario