martes, 25 de junio de 2013

Vignobles Goujon et Fils Passion de Magondeau 2010.


Una buena manera de catar a tu aire en Vinexpo es acudir, como no; al stand de la revista Decanter, donde figuran al alcance del visitante algunos de los vinos galardonados por la publicación inglesa, al objeto de calmar la ansiedad de los enópatas declarados, como es mi caso.
Allí me encontré con este vino de Fronsac, un monovarietal de merlot, amplio, lleno de vida, muy concentrado, con un buen potencial de fruta y marcado por un sugerente contenido de balsámica complejidad. Dieciseis meses de envejecido en dos tercios de madera nueva y un tercio de barricas de un sólo vino, roble francés.
En copa parada define un color apicotado intenso, con reflejos purpúreos y buen brillo. Nariz en la que aparecen notas de fruta roja y negra madura, con alguna suave nota especiada dulce, balsámicos y lácticos. Hay flores violeta en linea perimetral de perfume. La boca es golosa en el arranque, con jugoso recorrido, pulpa, mantiene una buena traza de acidez y unos taninos definidos y carnosos. Buena nota de equilibrio y persistencia, con la retronasal que abunda en moras y frambuesas, con pétalos de flores y un final de regaliz negro. Vino con buena extracción.
Mi calificación para esta añada 2010 es de muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario