domingo, 2 de junio de 2013

UNO Bat Gara Txakolina 2012.



Aunque parece la presentación de un cuento para niños, la realidad es que un restaurador, un ganadero y un cura unieron sus fuerzas para construir el proyecto de un txakolí bendecido por las nobles varietales hondarribi zuri y hondarribi zuri zerratie y por las condiciones que la tierra de Antomaña y Lezama, facilita para desarrollar la viticultura.
De ahí surge este Bat Gara, que en su añada 2012 se vinificó mediante el uso de prensa vertical de bajo rendimiento, fermentación espontanea con levaduras autóctonas en depósitos de acero inoxidable de diversas capacidades, y de un modo autónomo en función de diferentes parcelas y orientaciones. La crianza se desarrolló durante un periodo de cinco meses sobre lías.
El Bat Gara en edición de añada 2012 plantea un color amarillo pálidos con algunos reflejos acerados y verdosos. Nariz de buena intensidad aromática, mostrando recuerdos cítricos y de manzana verde, con algún matiz de flores blancas y amarillas en segundo plano. Boca que irradia buena frescura en el inicio, con la fruta marcando siempre su huella, con la línea de acidez bien trazada y un punto chispeante no demasiado potente. Ante todo deja claro que es un txakolí con vocación de vinosidad. Tal vez pudiera pedirle un escalón más arriba en la escalera de la prolongación final.
En cualquier caso, califico esta añada 2012 del Bat Gara como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario