sábado, 22 de junio de 2013

Molino y Lagares de Bullas Lavia+ 2007.


Fundada en el año 2004, la bodega Molino y Lagares de Bullas defiende la variedad monastrell, con el rigor suficiente como para levantar ese estandarte en un lugar de amplia exigencia como se presupone que es Vinexpo. Allí, de la mano del muy cortés Alejandro Van Lieshout de Grandes Vinos de España, pude catar este vino, elaborado con uvas monastrell procedentes de viñedos con más de cuarenta años de edad, procedentes de una parcela cercana a la bodega y bautizada como Pasico Malo. Son viñas asentadas sobre suelos de composición gravosa, arcillosa y de canto rodado, realizándose una vendimia manual, con mesa de selección y llenado por gravedad de los tanques. Fermentado con control de temperatura en depósitos de acero inoxidable, se somete a un envejecido de entre trece y quince meses, con uso de diferentes tonelerías de roble francés.
En copa parada muestra un color apicotado con reflejos grana. Nariz de buena complejidad, con fruta roja y negra madura sazonada, apuntes silvestres, resinas y matorral, especiados complejos, dando notas de clavo y pimienta, y abriendo un epílogo aromático que defino como ahumado y mineral.
Boca gustosa, con buena frescura en el arranque, dejando huella de dulzor frutal, suave en el recorrido, algunas sensaciones de calidez cuando alcanza el paladar, taninos marcados pero pulidos, con buena estructura. Hay equilibrio y percepción de buena extracción. Es elegante en cuanto a persistencia, con la retronasal marcada por cerezas y arándanos, con señas de resinas y mentoles, especiados y algún punto ligero tostado. Apunto en mi selectivo apartado de notas al margen del IPhone, un recuerdo personal a grafito. Me ha gustado, lo califico en esta añada 2007 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario