sábado, 8 de junio de 2013

Michel Redde et Fils Petit Fumé 2009.


Un monovarietal de sauvignon blanc Pouilly-Fumé, y empezar a gozar. Con frutos originarios de cepas con una antiguedad media de entre diez y quince años, asentadas sobre suelos de variada composición, y un proceso de vinificado en el que se usan depósitos de acero inoxidable con tres meses de permanencia sobre lías, esta referencia del dominio vitivinícola Michel Redde et Fils presume de aromática, se muestra en boca con rotunda viveza y rueda con buen volumen y diría que hasta desparpajo. 
En copa parada muestra un color amarillo con reflejos dorados, buen brillo y algunos tonos verdosos. Nariz en donde se recrean sensaciones cítricas, pera limonera, flores blancas y notas herbáceas suaves.
La boca supera a la fase nasal, aportando buena entrada, con una línea de acidez que se despliega con orgullo, textura untuosa muy celebrada, manteniendo hasta el final el estandarte frutal al frente. Es un vino blanco que aporta estructura y vinosidad. Retronasal en donde cítricos, frutas blancas de hueso y flores se conjugan para crear un hermoso epílogo.
Lo califico en esta añada 2009 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario