jueves, 20 de junio de 2013

Château Cordeillan-Bages 2010.


Del doce de Marzo de 2012 data la entrada de mi blog que dediqué a la cata de la añada 1985 de Château Cordeillan-Bages, que llegó a mi gracias a la generosa aportación de mi buen amigo, el enólogo Jesús Madrazo. Fue un vino complejo, con la acidez algo disminuída por el inevitable paso del tiempo, pero en su conjunto el vino presentaba dotes de buena elegancia aromática y una boca de fruta licorosa, con la retronasal especiada y los taninos finos y pulidos.
Mi calificación fue de muy recomendable.
En esta ocasión y debido a mi asistencia al salón de vinos de El Alma de los Vinos Unicos, puede disfrutar de la añada 2010 del vino de este dominio enclavado en la bordelesa zona de Pauillac.
Cabernet sauvignon y merlot forman la base varietal de este vino, que muestra a través de una elegante y firme lozanía, todo el esplendor del que puede presumir uno de los vinos más regulares, añada tras añada, de cuantos he catado, correspondientes a Pauillac.
Tiene un color apicotado de cierta intensidad, con reflejos violáceos.
Nariz de fruta roja madura con tonos especiados, en la linea de pimienta y vainilla, con un suave punto tostado más escurridizo. Boca que mantiene durante toda la cata cierta intensidad frutal, con una buena línea de acidez, aportando frescura, taninos finos y golosos, vino de notable estructura en esta añada 2010. Buena sensación de persistencia, dando en la retronasal apuntes de ciruelas rojas y frambuesas, con buena esencia procedente de la madera, aportando por este orden de intensidad : notas especiadas dulces, ebanisteria y algún matiz torrefacto.
Convincente, irá ganando enteros con una guarda responsable en botella.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario