miércoles, 5 de junio de 2013

Champagne Janisson Baradon Chemin des Conges 2006.


Estamos delante de un champaña de terroir, elaborado de modo monovarietal con frutos de Pinot Meunier, procedentes de un viñedo plantado en mil novecientos sesenta que se encuentra adyacente a la maison Janisson Baradon en la localidad de Epernay.
Un champaña que incluye en su proceso de vinificado una fermentación en roble, sin malolática, y con un dosage de cinco gramos por litro.
Un champaña que acredita el concepto de la elegancia vinosa en los espumosos, que deja claro que en el mercado también debe haber espacio para los espumosos de reflexión, tal vez de una sola copa ó a lo sumo dos. El Chemin des Conges 2006 no es el típico producto comercial, para celebraciones familiares al uso. Es un vino, una bendita reflexión en torno a como debe imaginarse uno que debe ser un champaña. Porque según lo vas apreciando, desde el color, pasando por su complejidad aromática y su boca densa y casi espirituosa, te viene a la cabeza que venden algunos bajo el término champagne.
Tras catar y beber esta referencia de Janisson Baradon, me he acordado de un amigo que dijo una vez :"a mi me gustan los espumosos frescos, si presentan signos de envejecido ó de madera, los echo atrás".
Pobre buen amigo mío.
En copa parada ofrece un tono cromático amarillo dorado con brillo y buena traza de burbuja fina y regular.
Nariz con mucha presencia de fruta roja y cítricos, con notas de madera bien presentes pero siempre respetando la preponderancia frutal, sugiere levaduras e incluye unos bellos matices salinos y de rica mineralidad en el perfume. Hay piedra húmeda por agua de tormenta.
En una segunda aproximación, tras agitar la copa, adivino también manzana asada, hinojo y alguna nota de ebanistería y frutos secos.
Boca elegante, amplia y prolongada, con textura untuosa, cremosidad en el avance. Buena traza de acidez, es envolvente y plantea al final un buen tono de persistencia. Retronasal que adivina esencias cítricas, manzana verde, puntos de frambuesas, con retazos otoñales, más levaduras, tostados insinuantes y un punto final de sabrosa mineralidad.
Lo califico en esta añada 2006 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario