lunes, 10 de junio de 2013

Bodegas Solagüen Crianza 2009.


Doce meses de crianza en barricas de madera de roble americano acreditan esta referencia que las bodegas Solagüen presentan basándose en la varietal tempranillo. Tuve la fortuna de catarlo durante una de mis visitas al Bar Madrid de la localidad de Haro.
Color apicotado con reflejos grana y violáceos. Nariz donde aparecen recuerdos firmes de cerezas y ciruelas rojas, con segunda línea para torrefactos y balsámicos, estos menos intensos. Hay notas especiadas dulces. Boca que aporta en el arranque fruta roja con buena seña de frescura, desplegando una línea de acidez sabrosa y dejando con los taninos una huella amplia de fruta licorosa y la sensación de estar delante de un vino bien amparado por el criterio del equilibrio.
Sedosa textura, con la retronasal que abunda en fruta roja madura, en vainillas y torrefactos, junto con una huella balsámica bastante evidente.
Lo califico en esta añada 2009 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario