sábado, 22 de junio de 2013

Bodegas Ontañon en Vinexpo 2013.

Bodegas Ontañon en Vinexpo 2013.

ontanon1

Si algo se saca en claro tras conversar con Raquel Pérez Cuevas es que estamos delante de una mujer de vino, concepto este que quienes me leen de modo habitual saben que empleo para definir a hombres y mujeres que hacen del vino algo más que un trabajo, una pasión a la que se entregan sin descanso. Raquel es trabajadora incansable, siempre con ideas, capaz de contagiar entusiasmo tras sólo diez minutos de diálogo.
ontanon2ontanon3ontanon6ontanon5
¿Y que quieren?, cuando uno viaja hasta Burdeos en su compañía y en la de otras dos miembros del staff de Ontañon, también involucradas en este fabuloso universo de la cultura vitivinícola; el aprendizaje en los gestos, las actitudes y el saber hacer es el primer punto del orden del día, ó de la agenda de ruta, término este tan de moda en nuestros días.
En el stand de Ontañon pude catar varias de sus referencias, nuevas añadas; recién llegado a Vinexpo.
En primer lugar el Vetiver Blanco en cosecha 2010, homenaje franco a la varietal blanca riojana por derecho y tradición, la viura. Vinificado mediante una corta maceración y un fermentado con control de temperatura, con seis meses de estancia en barricas nuevas de roble americano. Vino de color amarillo pajizo, mostrando en copa parada unos reflejos dorados y suaves, nariz de buen potencial aromático, limpio, con la fruta dominante, cítricos y algunas notas especiadas. Boca de buen tono en cuanto a frescura, bien contrastada la acidez, textura untuosa, buenas notas de madera en la retronasal, con la fruta dejando clara su preponderancia. Limón y pera de San Juan, con apuntes más suaves en clave especiada, y un epílogo floral y liviano en cuanto a motivos de hierba verde.
Lo califico en esta añada 2010 entre recomendable y muy recomendable.
Vetiver Rosado 2012, la garnacha del Monte Yerga, vino correcto que expresa buena concentración frutal, ligero en el paso, pero franco en cuanto a expresión. Color rosa grosella y fresa, con algunos reflejos violáceos. Nariz dominada por matices frutales, fresones y cerezas, suavidad y frescura de perfume. Boca jugosa, con buena traza de acidez, gana frescura a lo largo del recorrido, dando una seña retronasal en donde se conjugan recuerdos de frutas y bayas rojas.
Un vino ideal para reuniones de verano. Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.
Ontañon Clarete 2012, Ontañon apostando por delimitar de una vez y para que no haya dudas la diferencia entre rosado y clarete, cuestión esta que a nivel popular sigue siendo en muchos casos una asignatura pendiente. Tempranillo y viura, con un color rosa asalmonado y cobrizo, matices brillantes y limpios. Nariz que defiende notas de fermentación con hollejos, fruta roja y algún punto cítrico. Flores blancas, frambuesas y cerezas. Boca que conjuga frescura en el arranque con una buena intensidad frutal en el recorrido, hay sensaciones de piel de fruta blanca con hueso en la retronasal, limón y cerezas, tonos lácticos muy suaves.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.
Crianza 2010 tempranillo y garnacha, con fermentado durante veinte días, aplicando una maceración de hollejos ocho días más, y anotando un periodo de crianza de doce meses en barricas de roble americano, al sesenta por ciento, y francés, cuarenta restante. Dos trasiegos durante el envejecido.
Ya clásica referencia de la bodega, vino con buen equilibrio añada tras añada, color rojo picota con media alta intensidad, reflejos púrpura y en avance grana. Nariz de aromas primarios, destacando buen punto de fruta roja madura, especiados dulces y algún apunte balsámico. Entrada de fruta fresca, con dulzor, manteniendo bien la acidez, vino de escolta para comidas, suave no contundente; taninos finos y golosos, buen equilibrio entre fruta, predominante; y madera. Buena persistencia, con la retronasal que enseña cartas de grosellas y ciruelas rojas, con vainillas y un tostado muy liviano. En el final se aprecian matices balsámicos, que irán subiendo de tono, con más tiempo en botella. Amable y fino.
Califico esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
ontanon4ontanon7
Por último el Ontañon de Viticultura Ecológica 2010, un monovarietal de tempranillo, con cinco meses de barricas de roble americano, color picota de cierta intensidad, con reflejos violáceos, nariz que atiende a recuerdos francos de fruta roja madura, algún detalle de sazón, franco y firme en sus taninos, que se muestran golosos y frutosos, bien armado en cuanto a frescura, con la línea de acidez que acompaña al recorrido, buena seña de persistencia. Es la retronasal la que aporta, junto a la imperante sensación de frutas rojas, algún tono de fruta negra, vainillas, lácticos y balsámicos muy finos.
Más lozano que el concepto de crianza, la madera queda en mayor segundo plano.
Suave y juvenil, pero con cierta potencia en el fondo.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario