martes, 4 de junio de 2013

Bodegas Martínez Alesanco Garnacha Tinta Cosecha 2012.


Esta muestra de garnacha, aún en depósito y en pleno proceso de fermentación, me fue presentada, para mi gozo y disfrute, durante el evento de Bodegas Familiares de Rioja, celebrado en sede del Rioja Forum de Logroño. Las bodegas Martínez Alesanco de Badarán y un acierto pleno, consolidar un monovarietal de garnacha dentro de su colección de referencias.
Personalmente disfruto un montón catando vinos sin hacer, y en el caso que nos ocupa casi un mosto que comienza el avance hacia la gloria. Imponente, lustroso, lleno de potencial, con el dulzor de la garnacha dejando huella, mostrando una amplitud digna de elogio, en fin un experimento que no lo es, un proyecto serio que sí lo es. Con una presencia en copa que dibuja tonos de densidad cromática, purpúreos e intensos. Nariz en donde se expande la fruta, con esa franqueza varietal que todas las bodegas buscan y que en el caso de esta añada 2012 es un hecho tangible. La boca, como es de esperar, habla de fuerza, de viveza, de ducha de fruta por los cuatro puntos cardinales. Se perciben las carnosidades del fruto, esa bella esencia de uva que trasmite el vino cuando bebe de las fuentes de la pureza. Naturaleza y viñedo, pulpa y bendita fruta. Aunque aún es pronto para decantarme con una calificación en un vino tinto de garnacha que lo será con el paso del tiempo, creo que por su presente será un vino presto para encandilar. Viveza y energía no le faltan. Le seguiré los pasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario