domingo, 5 de mayo de 2013

Viñedos del Contino Garnacha 2009.


¿Qué puede escribir uno sobre una garnacha de Contino?. Aparte de señalar que estamos ante de las últimas novedades de la bodega que dirige Jesús Madrazo, y de destacar sus veinticuatro meses de crianza en barricas de madera de roble francés de segundo año, debo indicar a mis lectores, primero por obligación y después por personal devoción, que estamos ante una de las garnachas más longitudinales de Rioja.
Tiene viveza, posee finura y sobre todo una seña varietal digna de aplauso en esta añada 2009. Y desde luego no esta exenta de la bendita mineralidad habitual en los vinos de Contino, probablemente y como apreciación personal, unos de los vinos que destacan más en cuanto a esa condición de cuantos puedan encontrarse en el mercado.
Aparece en copa parada con un tono rojo picota con reflejos grana, buena sensación optica de brillo y limpieza. Destacado su empaque aromático, profundo y complejo, aportando fruta roja un tanto confitada, con algunos apéndices de arándanos, guiños de pétalos florales y un fondo en el final que me recuerda a puntas balsámicas y minerales, en paritaria proporción.
Me encanta la nariz que desarrolla esta añada 2009 de la garnacha de Contino.
La boca despunta desde el inicio por su concentración y por ese dulzor que las garnachas aportan, bien trazado, escultural diría yo; con la línea de acidez larga y bien armada, profundidad y sugerencia.
Taninos golosos y pulposos, llenan la boca; desarrollando una agradable señal de persistencia. Retronasal llena de encanto, frutas rojas en confitura, especiados, tonos silvestres y resinas, mentoles ligeros; y en el final y tras una leve línea láctica, un apunte de mineralidad, sello inconfundible de los terroir que Madrazo administra con firme pulso.
Califico esta añada 2009 de la Garnacha de Viñedos del Contino entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario