domingo, 19 de mayo de 2013

The Wine Love Gran Cerdo 2010.


Ahora que los bancos están muy de moda, y no precisamente por algo bueno, se me ocurre catar a mi un vino denominado Gran Cerdo y dedicado por su autor, Gonzalo Gonzalo; a todos los directores que consideran que el vino no es un bien embargable. Lo que en un principio era Le Punk terminó llamándose Gran Cerdo, porque según palabras textuales del viticultor riojano padre de la criatura, "el director del banco que me negó el crédito destinado a afrontar mi proyecto, era un tocino, morfológicamente un cerdo". Gonzalo se rodeó de amigos y con la ayuda de estos nació esta etiqueta del cerdo volador y también su contenido, un vino de mesa, emparentado con los vin de table franceses.
Tempranillo y graciano en un vino tinto joven que a decir verdad me ha resultado un tanto decepcionante, no ya por su condición que no pasa de ser un vino sencillo, correcto pero corto en cuanto a prolongación y esencia vinosa, sino por la sensación personal de estar delante de algo incalificable, tal vez conjugado dentro de una declinación de los vinos del Languedoc francés, pese a tener estos otras combinaciones varietales diferentes al tempranillo y el graciano; pero sin la potencia de aquellos.
El Gran Cerdo en su edición de añada 2010 me plantea dudas en su cata. La primera, la identificación como vino tinto joven. La segunda, su identidad varietal, ya que la graciano no se nota y el tenpranillo carece del potencial que suele imprimir a los vinos esta uva riojana.
Copa parada con un rojo picota con reflejos purpúreos. Nariz en donde la fruta roja en sazón queda un tanto abombada, no con señas demasiado intensas, con muy poco recorrido aromático adicional, tal vez algún circunspecto motivo de salinidad.
La boca es algo esquiva en la entrada, recreando sensaciones lejanas de dulzor, con la acidez media y una textura más bien ligera y suave. No es frondoso, y los taninos son finos y algo dulzones. Media baja persistencia, con la retronasal igual de simple que la fase aromática. Fruta roja algo salina. Le falta longitud.
Mi calificación de esta añada 2010 del Gran Cerdo es decepcionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario