martes, 14 de mayo de 2013

Heretat Mas Tinell Arte 2007.


Todavía sin tiempo para catar toda la colección de cavas que la bodega catalana Heretat Mas Tinell tuvo a bien mandarme hace algunos meses para mi análisis personal, he recibido tres novedades que la bodega del Penedés acaba de lanzar al mercado, coincidentes con la apertura al público de un establecimiento hotelero de cinco estrellas localizado junto al viñedo y orientado a una clara vocación enoturista. Hotel que a juzgar por las imágenes del folleto que sus responsables me incluyeron en el envío junto a las muestras de vino, tiene una estética impresionante a la par que elegante y moderna.
Voy con este Arte en edición de añada 2007, un vino en el que cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc se conjugan en lo que puede considerarse a priori, una vocación afrancesada. 
En copa parada exhibe un color rojo picota con reflejos violáceos, nariz en donde aparecen sensaciones de fruta roja madura, con pétalos florales y algunos tonos especiados en segunda instancia. Manifiesta buen equilibrio en el perfume. Hay esencias lácticas en la última fase nasal. La boca comienza jugosa, con buen dulzor y una traza de acidez bien integrada que aporta frescor en el paso, con textura media y unos taninos que apuntan golosa personalidad y un punto débil de amargor. Es un vino que precisa algo más de botella para alcanzar mayores glorias. Media persistencia, con una retronasal que envía recuerdos de ciruelas rojas, frambuesas, vainillas y pétalos de rosas rojas. Apunta un débil tono vegetal, que sin resultar desagradable si aparece fuera de juego. Creo que necesita mayor afinado y su guarda en botella le hará justicia.
De momento lo califico como recomendable, con mi promesa de catarlo de nuevo pasados unos meses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario