sábado, 18 de mayo de 2013

Domaine Robert Chevillon Nuits-Saint-Georges Les Bousselots 1er Cru 2005.


Desde Symphorien Chevillon hasta Denis y Bertrand ha llovido mucho, y también se han elaborado muchas añadas con el permiso, claro está; de Robert, que da nombre al dominio.
Domaine Chevillon se encuentra localizado en la muy borgoñona Nuits-Saint-Georges y dispone de trece hectáreas de viñedo, de las que ocho pertenecen a rouge premier crus. La vendimia siempre se realiza de modo manual, con una primaria maceración en frío cuando el fruto llega a bodega, procediendo acto seguido a una fermentación espontánea y después a un envejecido que, en función de la añada y de las condiciones de elaboración de cada vino, suele prolongarse por un periodo de entre quince y dieciocho meses, empleando a tal fin barricas de roble francés en una propoción del treinta por ciento nuevas y el setenta por ciento restante de un solo vino.
El viñedo del que sale la pinot noir con la que se elabora el presente vino se encuentra expuesto a una orientación sureste y en una altura poco más allá de los doscientos metros.
Con franqueza su cata me ha resultado un tanto decepcionante. Copa parada que exhibe un color apicotado con reflejos púrpura, más bien ligero de presencia estética. Nariz en donde aparecen unas primeras notas de fruta roja, con suaves guiños de flores violeta y un fondo en donde adivino livianas notas especiadas y un elemento terroso. Hay equilibrio aromático, siempre con la fruta presidiendo, aunque me parece un tanto flojo en cuanto a intensidad.
La boca tiene una entrada en donde se nota el dulzor de la fruta, con la acidez en seña media de intensidad, me recrea sensaciones minerales en el alcance del paladar, siendo la tanicidad suave y más bien golosa, aunque mantengo que el vino aparece tímido. No me atrevo a decir que sea demasiado joven y que más guarda en botella le espabile del letargo, ya que una 2005 catada en el 2013 debería dar ya mayor empaque y presencia. Creo que probablemente no sea la mejor añada del dominio en cuanto a Les Bousselots. Persistencia media, con una retronasal que marca la fruta roja con timidez, y que sí aporta notas especiadas y de terrosa mineralidad, pero sin la intensidad que hubiera deseado, ó que tal vez buscaba.
Lo califico en esta añada 2005 como aprobado.

4 comentarios:

  1. Hola Juan.
    Pues tu descripción es la de un Borgoña sin paliativos. Un algo que está pero que no está, que se insinúa y se marcha...
    Por lo que he leído de tu blog, tu eres más de Burdeos.
    A mi con lo poco que he probado de Borgoña es que me cuesta entenderla. Y creo que lo mejor es no intentar hacerlo, si no simplemente disfrutar lo que tienes en la copa. Como dice Oz Clark, si una copa de Pinot Noir te hace sonreir, es que es buena, disfrútala.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Smiorgan, no es verdad que sea más de Burdeos. Sí que he catado más de Burdeos que de Borgoña. Pero dentro de la sutileza de las pinot de Borgoña hay que pretender que ofrezcan cierta intensidad. En el caso de este vino, francamente, no me la ha ofrecido. Me ha resultado sutil como todos los Borgoña, pero al final un tanto falto en cuanto a esa "intensidad" de la que hablo.
    Sé que naturaleza tienen los tintos borgoñones, pero a veces esa naturaleza resulta un tanto ¿licuada?.
    Gracias por tu comentario, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ah, pues por lo leído te hacía más bordelés que borgoñon.
    En cualquier caso yo estoy hablando sin tener el vino delante, lo cual desde luego no es lo más correcto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Smiorgan En vino soy "ciudadano del mundo" No prefiero Borgoña a Burdeos Ni Burdeos a Borgoña Cada etiqueta es un mundo y cada viñedo y añada también En cualquier caso repito : he catado mas Burdeos que Borgoña Un abrazo

    ResponderEliminar