lunes, 13 de mayo de 2013

Bodegas Dios Ares Crianza 2009.


El tempranillo de Dios Ares se vendimia en cepas asentadas sobre suelos arcillo calcáreos, y localizadas a sesiscientos metros de altitud en las inmediaciones de la localidad alavesa de Laguardia. Pista que me lleva a creer en este crianza en edición de añada 2009, que pude catar y degustar en La Tavina de la logroñesa calle Laurel, invitado por Carlos Cuevas Villoslada, hombre afable que estoy seguro que es de los que piensan que "el mejor vino es aquel que se comparte con los amigos". Y a buen seguro la próxima vez podré devolverle la invitación, catando juntos otro vino de Rioja.
Copa parada que muestra un color rojo picota con reflejos violáceos. Nariz que de entrada muestra una cierta timidez frutal, con la madera apareciendo sin disimulo. Lo cierto es que a posteriori, el equilibrio se consigue, saliendo más imponente la fruta roja madura, con los tostados y especiados pasando a segundo lugar.
La boca se muestra densa, con potencia, dando señas de buena acidez, taninos rollizos, con cierto crédito de amargor, aunque siempre aportando frescura frutal. Tiene volumen, ducha de fruta, con apuntes lácticos en la retronasal. Buena persistencia, con notas de ciruelas y cerezas, vainilla y efecto ebanistería, buena salinidad. Hay una nota de mineralidad en la última toma.
Califico esta añada 2009 del crianza de Dios Ares como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario