miércoles, 17 de abril de 2013

Viñedos del Contino Variedad Graciano Crianza 1998.



Vino elegido para celebrar la pasada Nochevieja en familia. Había leído de todo en relación a esta añada del monovarietal graciano de Viñedos del Contino, y quise comprobar in situ y en relación a la mayor parte de los articulos revisados sobre este vino, si sus condiciones no eran tan satisfactorias como relataba la mayoría de los catadores interesados.
Siendo un crianza le intuyo entre diez y doce meses de envejecido en barrica de roble, presenta en copa parada un color rubídeo con reflejos ligeramente cobrizos, nariz que atesora notas de fruta roja madura y ligeramente sazonada, con especiados dulces y pimienta, apuntes de ebanistería, flores rojas y barnices. Aromática elegante y muy sutil. Tiene un principio cerrado, pero tras agitar la copa, no decanté el vino; las sensaciones surgen con moderada intensidad. Es probable que desde un punto de vista de examen nasal no sea su mejor momento, pero comparecen notas suficientemente gallardas como para considerar que esta añada 1998 del Graciano de Contino posee la virtud de la sutileza, e incluso de la feminidad.
La boca comienza con buen empaque de dulzor frutal, con la traza de acidez que muestra viveza, ha envejecido con salud; los taninos se muestran golosos y algo apagados, hay ligeras notas de calidez en el contacto con el paladar, envolviendo bien las papilas, motivando la salivación, tal vez algo corto en el final. Mantiene puestas sus medallas de caballero andante, aunque ya en declive, desarrollando una buena estructura, que a buen seguro se expresó con mayor lucidez en un pasado no demasiado lejano. Media alta seña de persistencia, con la retronasal emitiendo recuerdos de fruta roja, cierta salinidad, especiados dulces, desapareciendo aquí la pimienta; recreando maderas y barnices, flores rojas algo marchitas, un punto de matorral y té rojo,
Lo dicho, ni es la mejor añada del Graciano de Contino, ni me ha resultado tan decepcionante como defienden algunos ilustres catadores en sus redacciones.
Califico esta añada 1998 como recomendable. Me quedo con la duda de saber como se expresó cuatro ó cinco años antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario